“Buscar la excelencia en el manejo de los datos

es un imperativo para lograr la excelencia de negocio”

Actualmente un factor de éxito en las empresas es su capacidad para ser proactivas en lugar de reactivas al momento de tomar decisiones y definir estrategias.

Existe la necesidad universal de generar información como herramienta fundamental para el diagnóstico de situación de una empresa, la aplicación de políticas públicas, la ejecución, seguimiento y evaluación de las mismas. La toma de decisiones informada apoya a las empresas a disminuir gastos y mejorar la inversión.

Muchas organizaciones tienen dificultades para impulsar iniciativas de Gobernabilidad y Calidad de Datos, les es difícil mantener el apoyo gerencial y económico para mejorar de manera sostenida los procesos y hacer tangible el valor comercial esperado de sus inversiones en estas iniciativas. El retorno sobre la inversión (ROI) no se obtiene sino luego de largos períodos de tiempo y no siempre es medido en términos monetarios.

No contar con un programa permanente de Gobernabilidad de Datos para identificar y reparar las transacciones de negocio que entregan valor tangible y que están siendo afectadas por la Mala Calidad de Datos, no permite visualizar ni evaluar oportunamente el impacto sobre el valor del negocio para tomar las acciones correctivas de manera proactiva.

Un programa de Gobernabilidad de datos debe alinearse primero con las estrategias y objetivos de negocio para que, a través de las reglas definidas para alcanzarlos, identificar los procesos y los datos que aportan valor y deben cumplir con los niveles de calidad requeridos.